Estas enseñanzas del Profeta Mahoma sobre el Anticristo en el Islam se deriva de las Discusiones Espirituales”, conocido en árabe como “Al-Hadith”. El Corán no menciona el anticristo, pero habla de “Gog y Magog, el símbolo del Anticristo.

En el Islam, el Anticristo está conocido como “Cristo el Charlatán” (Al Massih al Dayyal).

Presentamos la explicación y la numeración de estos Hadith del libro árabe que hizo Jeque Sobh Saleh “Manhal al Waridin”. Este libro es una colección de Hadith del libro del Jeque Muhyi al-Din al-Nawawi “Los Jardines de los Justos” (Riyad el Salihin), el siglo XIII de la era cristiana.

Jeque Sobhi Saleh aporta fielmente en el Hadith una numeración diferente.

Estos son los puntos principales revelados por el Profeta Mahoma acerca del Anticristo:

“Desde Adán hasta la resurrección de los muertos, no hay cuestión más importante que el Charlatán (Anticristo)” (N º 1812):
A pesar de este verso, ciertos creyentes piensan que el anticristo tiene sólo una importancia marginal, ni siquiera merece ser abordada. Esta actitud no es apropiada para un musulmán celoso, porque Mahoma le puso en la cabeza de las fuerzas del mal para combatir. Esto es tan importante porque hoy día este charlatán viven entre nosotros.

La Discusión Nº204 informa que Mahoma habló bastante sobre el charlatán:
“El Profeta alabó a Dios luego mencionó el Cristo Charlatán (el Anticristo) y habló bastante sobre él. Él dijo (entre otras): …Aparecerá de entre ustedes y (entonces) lo que está desconocido con su respecto, no se desconocerá”.

Mahoma llama aquí la atención al hecho de que la identidad del Charlatán sigue oscura hasta su aparición.

Pero ¿cómo descubrir el perfil del Anticristo?
La Discusión N º 1813 dice:
“El Charlatán se manifestará y un hombre creyente se dirige hacía él y dirá: ¡Oh hombres, este es el Charlatán mencionados por el profeta.”
Mahoma nos dice que Dios enviará un hombre creyente para describir el Anticristo. Este hombre ya apareció, y, por orden divina, ha descrito el Charlatán, indicando Israel, y diciendo: “Este es el Anticristo”. Esto confirma la profecía sobre el Anticristo Evangelio en la segunda carta de Juan:

“El Anticristo es el que niega que Jesús es el Cristo” (1 Juan 2: 22). Este es el caso de los sionistas.

¿Cómo este hombre fue capaz de detectar la identidad del Anticristo?:
Esto tuvo lugar cabo por las sucesivas apariciones del Mesías, Jesús, a este hombre preparándole para su misión. La aparición más importante fue aquella del 13 de mayo 1970, en el que Jesús le dijo: “Abre el Capítulo 13 del Apocalipsis: La Bestia es Israel” (Véase el texto “La clave para el Apocalipsis”).

A partir de estas apariciones, fueron establecidas investigaciones minuciosas y de conciencia acerca de las profecías sobre el Anticristo. Por lo tanto, el cielo tomó la iniciativa de divulgar la identidad del Anticristo.

Las profecías bíblicas e islámicas conducen a descubrir el Anticristo en el mundo sionista:
Nosotros distinguimos entre los sionistas y los judíos de buena fe. Mahoma vinculó el Charlatán (el Anticristo) con los judíos en la Discusión N º 1810, diciendo: “70.000 judíos de Isfahan (Irán) seguirán el Charlatán”.

Isfahán es la ciudad de Irán con la más población judíos. Después de la caída del Shah de Irán, tuvo lugar una gran emigración de los judíos de Irán a Israel. La cifra de 70.000 es un símbolo universal y representa todo: la afluencia de los judíos de todo el mundo a Palestina.

En la Discusión N º 1818, Mahoma dijo: “La resurrección de los muertos no tendrá lugar hasta que los musulmanes combatan con los judíos. Los judíos se esconden detrás de las piedras y los árboles, que dicen: ” Oh musulmán, un judío está detrás de mí, ven matarlo, excepto ‘gharkad’ (que no dice eso. El “gharkad ‘es el nombre de una planta de materia grasa), porque es un árbol de los Judíos”.

Las guerras árabe-israelí, provocada por la ocupación sionista de Palestina, son un signo de la presencia del Anticristo en la Tierra Santa. Dr. Sobhi Saleh, en su libro interpreta el “gharkad” (p 992): ” Especie de árboles espinosos en Palestina donde el Charlatán y los judíos perecerá”.
Se hace hincapié sobre dos puntos importantes en esta interpretación:

  • El estrecho vínculo que existe entre el Charlatán y el judíos.
  • El Charlatán aparece en Palestina, y en la propia Jerusalén, donde perecerá con los judíos sionistas.

Es por eso que muchos comentaristas han entendido que el término “Cristo el Charlatán” es un grupo homogéneo de personas, que se caracteriza por el engaño y la charlatanería. Además, en el mismo libro por el Jeque S. Saleh (p 608) que dice: “El Cristo Charlatán es un nombre de aquellas especies que multiplican las mentiras y la charlatanería, porque las Discusiones (el Profeta) informó de que al final de los tiempos habrá charlatanes”. Entendemos que el Charlatán es un grupo de charlatanes y no una sola persona. Esta es también la opinión del Evangelio:

“… Muchos engañadores son entrados en el mundo, los cuales no confiesan que Jesucristo ha venido en la carne. Este tal engañador es el Anticristo.” (2 Juan 7)

¿Por qué los sionistas están calificados como el Cristo Charlatán? Porque rechazan a Jesús y anuncian otro Cristo, un mesías racista conforme con las ambiciones sionistas como Ariel Sharon hoy día (1 Juan 2: 22). Este es el Anticristo, como el verdadero Cristo no es otro que Jesús. En otras palabras, el Anticristo es el hombre y la sociedad sionista que forma es la entidad charlatana, conocido como Israel.

Después de describir la estrecha relación entre los judíos y el Cristo Charlatán, pasamos a otro punto:

La relación entre los judíos, el Cristo Charlatán y “Gog y Magog”:
Se demuestra que estos tres nombres forman una sola y la misma realidad. Los sionistas y “Gog y Magog” forman una única entidad empresarial también conocida como Cristo el Charlatán. El Profeta Mahoma dijo en su Discusión N°1808:
“¡Ay para los árabes de un mal que se acerca: hoy mismo una brecha como ese (el Profeta unió a los extremos de su pulgar y su índice), se abrió en la muralla de Gog y Magog”.

Algunos intérpretes piensan que Gog y Magog señalan a Alejandro Magno. Pero Alejandro (siglo IV a.C.) estuvo mil años antes de Mahoma. El profeta habla de Gog y Magog en el futuro, no el pasado, diciendo: “¡Ay para los árabes por un mal que se acerca,” no es un mal que tuvo lugar durante los días de Alejandro.

La confusión entre “Gog y Magog” y Alejandro Magno, debido a que los árabes la llamaron Alejandro, a causa de su poder, ‘Dhou’l Qarnain’ que significa ‘El Bicornio’, quien tiene dos cuernos:

“Ellos dijeron: Oh Bicornio (Dhou’l-Qarnain), Gog y Magog cometen desórden en la tierra, de verdad! ¿Podemos pedirle, como una recompensa, levantar una muralla entre nosotros y ellos?” (Corán XVIII; Cueva, 94)
(La numeración de los versos puede variar de un dígito del Corán a otro.)

Alejandro Magno era conocido como “el Bicornio” debido a la profecía de Daniel (Daniel 8). Pero el versículo anterior se refiere, de hecho, a la segunda bestia del Apocalipsis de Juan (EE.UU.): tiene dos cuernos y comienza a servir la primera bestia (Israel), que representa el paganismo moderno: “Gog y Magog” (Apocalipsis 13,11-17 y 20,7-9). La investigación alrededor de Gog y Magog en el Corán se debe realizar en esta dirección. Aquí vemos una vez más la necesidad de recurrir al Evangelio para entender determinados pasajes del Corán.

El vínculo entre “Gog y Magog” y el Anticristo explica porque Mahoma dijo en sus Discusiones que la recitación de la Sura de la Cueva en El Corán- la unica Sura que menciona a Gog y Magog- preserva del Anticristo. (Esto se menciona en el Corán traducido al francés por Muhammad Hamidullah, Ed. Hilal Yayinlari, Ankara, 1973.)

La Discusión 1806 también informó de que la horda de Gog y Magog se reunen en Palestina del mundo entero porque el profeta dijo:

“Dios enviará a “Gog y Magog” quienes barrerán todo y sus pioneros cruzaran el lago de Tibería (en Palestina).”

Tenga en cuenta que aquí también Mahoma no dijo: “Dios envió a Gog y Magog”, pero “Dios enviará a Gog y Magog, que penetraran de todas partes”. Por lo tanto, esto significa un evento por venir.

El Corán confirma esta reunión masiva e internacional en Palestina al final de los tiempos, diciendo en el capítulo XXVII, Las Hormigas, 82-83:

“En este día (durante la aparición de una Bestia, véase versículo 82), Nosotros (Dios) reuniremos de todas las naciones legiones de los que rechazan Nuestros signos, que serán repartidos (en Palestina).”

¿Quiénes son esas personas que rechazan los signos de Dios y Dios permite su reunión?

El Corán se refiere a los judíos, calificados infieles a causa de su infidelidad al Pacto, la negación de Cristo y de las calumnias proferidas contra la Virgen María:

“Todo ha venido de su ruptura del Pacto, de su rechazo a los signos de Dios, su injusto asesinato a los profetas… de sus enormes palabras calumniosas contra María.” (Corán, IV, Las Mujeres, 155-156)

Las personas referidas por este versículo, en nuestros tiempos modernos, son los sionistas que se han reunido de todas las naciones en Palestina. Sus blasfemias hicieron a Mahoma decir en la Discusión 1815 que “las letras K, F, R (en árabe) figuran entre los ojos de Cristo el Charlatán”. Estas letras forman la palabra “Kufr”, es decir. “blasfemia”, que caracteriza la palabra Anticristo (Apocalipsis 17,3).

Mahoma ha calificado también este impostor también como “el tuerto mentiroso”:
Él es un mentiroso en todas sus palabras acerca de la Verdad divina y la de sus diálogos con los hombres. Él desfigura los signos y profecías de Dios y, especialmente, con el anuncio de otro mesías sionista. Es tuerto porque puede ver las cosas con un sólo ojo, con el egoísmo y el interés individual. En la Discusión 1815, Mahoma dijo: “Es tuerto y vuestro Dios Todopoderoso no es tuerto”.

Mahoma nos advirtió contra el poder del engaño y la seducción del Anticristo.
Diciendo en su Discusión 1806:
“Me temo por vosotros del Charlatán… Él se presentará ante el pueblo y les invitará, y ellos le creen y le responden”.

Israel, de hecho, ha buscado a los árabes y a los propios palestinos. La mayoría de ellos, implícita o explícitamente, respondieron a su llamada (Camp David, Oslo, etc…).

Mahoma pide a los creyentes calcular el período de existencia de este enemigo destacado:
“Preguntamos: ¿Cuánto tiempo durará en la tierra? Respondió: 40 días. El día es como un año, el día es como un mes y el día es como una semana… Respondimos: ¡Enviado de Dios, este día que es como un año, será suficiente rezar por un día? Contestó: no. Calculan su retraso”. (Discusión N º 1806)
Los interpretes están de acuerdo sobre el significado de estas palabras, es decir, contar matemáticamente sus días, según lo reportado por el libro “Manhal el Waridin” (p 978).

Mahoma recomienda a los creyentes vigilar la venida del Anticristo y calcular la duración de su temporada, haciendo de esta a recomendación una obligación más importante que la oración de un día entero, largo como de un año.

Pero, ¿cómo podemos calcular esta duración aproximada de 40 años o 40 días? Esto es imposible antes de descubrir la identidad del Charlatán. Para ello, dos cosas son importantes:

A) Creer en la palabra del Creyente anunciado por Mahoma, el hombre enviado por Dios para desenmascara el impostor, el Anticristo, como se mencionó anteriormente (Discusión N º 1813).

B) Recurrir a las profecías evangélicas sobre el Anticristo como luces complementarias, en este sentido, y se dan. Asimismo, se ha revelado que una nación poderosa sostiene el Anticristo. Obviamente. Evidentemente, reconocemos los Estados Unidos de América. El comienzo de la caída de Israel tuvo lugar en 1983 durante su primera retirada del Líbano, que terminó el sueño expansionista del Gran Israel, 35 años después de su fundación como Estado. Su segunda derrota fue en mayo de 2000, cuando Israel huyó del sur de Líbano. Durante su próximo final definitivo, todas las profecías quedaran claras. (Véase el texto: “La Clave para el Apocalipsis”).

¿Cómo perecerá el Anticristo?
El Profeta Mahoma dijo en su Discusión N º 1806:
“Dios enviará a Jesús, Hijo de María, que permanecerá por la puerta de Lod (cerca de Jerusalén)… Entonces Jesús conducirá a un pueblo que Dios lo hará invencible él (el anticristo)… y Dios enviará a Gog y Magog que penetraran de todas partes… ”

Ten en cuenta que es Jesús, el Cristo, el enviado contra el Anticristo y contra Gog y Magog. También tomamos nota de que es a través de un pueblo hecho invulnerable Cristo está llevando a cabo su guerra contra sus enemigos. En esta misma Discusión Dios dice respecto a las personas que ha hecho invencible: “Lancé (al combate) algunos de mis devotos que nadie puede pelear contra ellos.”

La gente que se levantan contra el Anticristo están inspirados en su lucha por el Espíritu de Cristo Jesús. Quien destruirá el Anticristo.

Recordemos que en la puerta de Lod, cerca de Jerusalén (que ahora es el aeropuerto internacional de Israel) el Anticristo debe perecer. Esto demuestra que está en Palestina. Mahoma dijo en su Discusión No. 1808: “El Charlatán aparecerá en mi nación. Durará 40- no sé-40 días, 40 meses o 40 años. Pero Dios enviará a Jesús, Hijo de María, que le seguirá y luego destruirá los hombres vivirán siete años (simbólicos), sin animosidad, incluso entre dos personas”.

Conclusión
A finales de los tiempos aparecerán “Gog y Magog”. Sura “La Cueva” habla del Juicio Final mencionando estos Paganos. Su reunión significa la trompeta que sonará al final de los tiempos:

“Llegará el día en que les dejamos pasar en multitud como las olas los unos sobre los otros. Se sonará la trompeta, y les reunimos en un lugar de reunión (en Palestina). Y ese día, presentaremos la gehena un regalo a los infieles, cuyos ojos estaban navegando en contra de mi recordatorio y no pudieron escuchar mis amenazas.” (Corán XVIII; Cueva, 99-101)

En Sura Las Hormigas, Dios dijo también:

“El día en el que sopla la trompeta, se asustaran todos los que están en el cielo y en tierra, salvo los que Dios quiere… Di: ¡Alabado sea Dios, Él les mostrará sus signos y vosotros los reconocéis”. (Corán XXVII; Las Hormigas, 87-93)

¿Cuáles son esos signos que Dios mostrará y sólo se reconocen por los verdaderos creyentes? Entre estos signos, la primera es la aparición del Anticristo en la Tierra Santa. El segundo signo es la aparición de este creyente que designa y desenmascara el Impío.

Los creyentes sabios deben saber que Jesucristo, Hijo de María, se encuentra ahora obrando entre nosotros, invitando a los de conciencia pura a luchar contra el Charlatán, los sionistas y sus aliados. La buena noticia de su victoria fue anunciada por las profecías de Dios. Los soldados de Jesús escucharon la trompeta que yo sonó.

Terminamos con unas palabras del Profeta Mahoma, quien vigilando celosamente los creyentes, él mismo hubiera desearía refutar los argumentos del Charlatán:

“Me temo por vosotros del Charlatán. Si aparece y yo estoy entre vosotros, yo rompo sus argumentos. Pero si aparece y no estoy entre vosotros, cada uno argumenta por sí mismo. Y Dios es mi sucesor en cada musulmán.”

El Anticristo ha aparecido y Mahoma no es entre nosotros. Su único sucesor es el mismo Dios. Es el Creador, que hoy día, empuja a la batalla contra el Anticristo. Ha llegado el momento de que nadie pretende reclamar el titulo del Califa, siendo Dios el único Califa, Sucesor de Mahoma. Que ningún líder religioso libra esta batalla y que cada verdadero creyente encuentra sus buenos argumentos, según lo estipulado por el Profeta, y libra la batalla sin permitir que las tradiciones arraigadas detengan este el proceso. Es hora de recordar las palabras del Profeta Mahoma en su Discusión N°184:

“Quién les combata (los enemigos de Dios) con la mano es un creyente, quien combata con su corazón es un creyente, quien combata con su lengua es un creyente y, más allá de eso, no hay grano de mostaza de fe”.