Algunos creen que Jesús tuvo hermanos carnales, otros hijos de María por Joseph después de su nacimiento. Se basan sobre los textos siguientes para concluir que la Madre de Jesús no ha quedado Virgen.

Marcos 6,3 (Mateo 12,46): “Los hermanos de Jesús: Santiago, José, Judas y Simón…”

Lucas 2,7: “y dio a luz a su hijo primogénito”. Así que hay otros.

Mateo 1,25: “Y no la conocía hasta que ella dio a luz un hijo, y le puso por nombre Jesús”, llegan a la conclusión de que la ha conocido después.

Juan 7,5: “Es que ni siquiera sus hermanos creían en él”.

Respuestas

1. En la mentalidad oriental, hasta hoy, se llaman “hermanos” los primos, los niños de un mismo pueblo, los niños que crecieron juntos y, en un plan general, son “hermanos” los países árabes. La Biblia, que proviene de un medio oriental, a menudo usa la palabra “hermano” para designar primos o hijos de un mismo pueblo. Tenemos varios ejemplos bíblicos del Antiguo Testamento:

Génesis 13,8 / 14,16: Abraham esta llamado hermano de Lot, pero es su tío.

Deuteronomio 15, 2-3: “No explotara a su prójimo ni a su hermano (el judío como tú)… Podrás apremiar al extranjero (que no está judío)…” (Levítico 19, 17: “No odies en tu corazón a tu hermano (el Judío)”… )

Kish y Eleazar son hermanos. Los hijos de Kish se casaron con las hijas de Eleazar. O el texto dice:

1 Crónicas 23,22: “Eleazar murió sin tener hijos; sólo tuvo hijas, a las que los hijos de Quis, sus hermanos, tomaron por mujeres”.

Los hijos de kish son los primos, y no los hermanos de las hijas de Eleazar.

2. Juan 19,25-27: En estos versos, la mujer de Cleofás es llamada María, también es presentada como “la hermana de la madre de Jesús”, cuyo nombre es también María. Sin embargo, no puede haber dos hermanas que se llaman María en la misma familia. María, mujer de Clopás es una prima, un pariente allegada o una amiga de la infancia de María la madre de Jesús. Por eso, está considerada como su hermana según la costumbre oriental que fue vista.

Si María tuvo otros hijos, ¿por qué sería Juan que la “llevó a casa”, y no sus otros hijos? La respuesta es la siguiente: “Debido a que sus hermanos no creían en él” (Juan 7,5).

Todavía respondemos y decimos: Episodio de Juan 7,5 tiene lugar en Galilea, el lugar de nacimiento de Jesús. Estos hermanos, que no creían en él, son sus compañeros de Galilea, habitantes de Nazaret, su pueblo, que no creían en él y a que Jesús dijo: “En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria.” (Lucas 4,24). Por lo tanto, ellos no son sus “hermanos” Santiago, José, Simón y Judas, que están mencionados antes, que creyeron en él y que se convertirán en sus apóstoles (ver las cartas de Santiago y Judas y otra vez: Hechos 1.14 / 12.17 / 1 Corintios 9,5 / 15,6 / Gálatas 1,19).

3. Marcos 15,40: Esta “María madre de Santiago y José” es María, mujer de Cleofás llamada “hermana” de la Virgen en Juan 19, 25-27. Es ella que es la madre de Santiago, José, Simón y Judas. Esta siendo “hermana” de la Virgen María, sus hijos están llamados “hermanos” de Jesús, en realidad son sus primos. La respuesta a eso es que hablamos de la Madre de Jesús.
Pero, si Marcos habló de la Virgen María, habría dicho: “María, madre de Jesús, Santiago, José y Simón”, Jesús como el primogénito.

4. Los “hermanos” de Jesús no fueron nunca llamados “hijos de María”:

  • Santiago se dice “siervo del Señor Jesús”, no su hermano (Santiago 1,1).
  • Judas en su epístola se dice “siervo de Jesús y hermano de Santiago,” no hermano de Jesús.

Algunos responden a eso que Jesús tenía otros hermanos y que ellos son los que se dicen sus hermanos. Pero entonces ¿porqué la Biblia no les menciona y designa solamente Santiago, Judas, José y Simón? Hemos demostrado que estos son parientes allegados?

5. El hecho de decir que Jesús es el “primogénito” no significa que él tenía hermanos. En la mentalidad oriental, hasta hoy, el primogénito tiene una importancia especial, sus padres están llamados per su nombre (el Padre y la Madre de Jesús, por ejemplo, no José y María). Además, fue el primogénito que los padres ofrecían a Dios, de ahí es su importancia moral especial (Lucas 2,22-23). Fue llamado “primogénito”, si tiene hermanos y hermanas o no.

6. El hecho de que José no sabía María “hasta” el nacimiento de Jesús, no significa que la ha conocido después. La Biblia no le dice y no nos lleva a esta conclusión. Lo que Mateo quiere decir simplemente es que Jesús nació de María sin intervención matrimonial de José; lo que él quiere resaltar es el aspecto milagroso del nacimiento de Jesús. Esta es la única intención del evangelista, el no quiere ir además y no se nos permite de sacar conclusiones sin presentar pruebas escriturarias. Hemos demostrado, para nosotros, que los “hermanos” de Jesús son sus parientes allegados y sus compatriotas. No hay versículos del Evangelio que demuestran que Jesús tenía hermanos en la carne.

7. “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y, extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: “Estos son mi madre y mis hermanos” (Mateo 12,48-50). Los hermanos verdaderos de Jesús son en el mundo, son sus discípulos. Jesús apareció a María Magdalena y María de Cleofás, después de su Resurrección, y les dijo: “Id, avisad a mis hermanos…” (Mateo 28, 10), Fue María Magdalena y dijo a los discípulos que había visto al Señor” (Juan 20, 17-18). Ella sabía que Jesús no tenía otros hermanos que sus discípulos. Todos los discípulos de Jesús son sus hermanos porque “Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios” (Juan 1,12), su Padre por naturaleza divina y su Padre por adopción (Juan 20: 17). Su fe en Jesús les hace hijos de Dios y hermanos de Jesús (Juan 1,12). Leer Hebreos 2,11-13.

Conclusión

Con el hecho de no haber tenido más hijos que Jesús, María ha quedado Virgen. Su virginidad tiene un significado espiritual profundo y se refiere a su unión total con Dios. María no pecaría en su unión matrimonial a José, el era su cónyuge legal. Pero ella no podía ser a un hombre, su corazón había sido golpeado por Dios, ella es la esposa del Espíritu Santo, el digno, el cómplice perfecto en el plan de salvación de Dios en la tierra.

Por una gracia especial y única, Dios salvó a María del pecado original. Mantuvo su alma inmaculada, desde su concepción. Marie no estaba preocupada por las consecuencias del pecado original, que nos perturba todos. María se sintió salvada del pecado original y dijo alegremente: “Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador” (Lucas 1,46-47).

Sólo María fue preservada inmaculada para que su alma esté tranquila a acoger el Verbo, que en ella “se hizo carne”. Dios no se podía encarnar en un alma atormentada. Este es el secreto de su Inmaculada Concepción. Algunos tienen una razón humana: piensan María no podía permanecer virgen después del nacimiento de Jesús. Pero, aquel que ha creado todo el universo y ha podido crear el cuerpo de Jesús en el vientre de María, sin tocar su virginidad, también ha podido hacer Jesús, con respecto a su virginidad porque “ninguna cosa es imposible para Dios” (Lucas 1,37). Per su virginidad, María hace vírgenes del corazón los que se confían en ella.

“Ella es un jardín cerrado, mi hermana, mi novia, un jardín cerrado, una fuente cerrada”, dijo proféticamente “el Esposo” divino de la Madre del Mesías (Canto 4: 12).

NB: Los que niegan la virginidad de María son para la libre interpretación de la Biblia. Deben ser coherentes con ellos mismos, dejando a los otros también esta libertad de la interpretación… y reflexionar, sin embargo, en lo que decía San Pedro en su segunda carta (2 Pedro 1,20).